13º Congreso Internacional de los Cooperadores de los Heraldos del Evangelio

13º Congreso Internacional de los Cooperadores de los Heraldos del Evangelio

por Católica Conect – 3 de Agosto del 2017

(XIII Congreso Internacional Anual de los Terciarios – durante el  2do. día – realizado en Sao Paulo – Brasil)

 

Durante el último fin de semana del mes de Julio, los Cooperadores de los Heraldos del Evangelio, también conocidos como Terciarios, fueron sorprendidos con esta pregunta: San José: ¿Quién lo conoce?

XIII Congreso Internacional Anual de Terciarios – durante el 3er. dia

Ciertamente, todos los que tuvieron la gracia de participar en el 13º Congreso Internacional de los Cooperadores de los Heraldos del Evangelio, realizado en el Seminario Heraldos del Evangelio – Tabor, ubicado en la Serra da Cantareira, en cuyo complejo también se encuentra la Basílica Menor de Nuestra Señora del Rosario – todos contestarían de una forma muy tímida con relación a su propio conocimiento respecto de las grandezas de la vocación del Patriarca de la Santa Iglesia y padre de Nuestro Señor Jesucristo, ¡el glorioso San José! De hecho, después de las brillantes y entusiastas exposiciones que tuvieron lugar en el Congreso, ese conocimiento fue aumentado exponencialmente.

Durante dos días, los Cooperadores de los Heraldos del Evangelio, venidos de todas partes de Brasil y de varios países del mundo, en un total aproximado de 800 personas, pudieron apreciar las exposiciones del Reverendísimo Padre Ricardo Basso, EP y del Reverendísimo Padre Alex Britto, EP que, de una manera muy clara y con mucha vivacidad expusieron pormenores impresionantes y desconocidos de la vida así como de la misión del gran patriarca. Cómo fue él escogido por la Providencia para cuidar los dos tesoros más preciosos que Dios puso en esta tierra: el Niño Jesús y la Santísima Virgen. Desafortunadamente, la gran mayoría de los católicos no tiene acceso y, por lo tanto, no conoce las maravillas que respecto a San José presentan los Evangelios, los Santos Padres de la Iglesia y los grandes estudiosos exégetas, especialistas en esa materia. Durante dos días enteros (Sábado y Domingo), los Terciarios congresistas establecieron un rico contacto con la vida del glorioso San José.

Al finalizar el último día del Congreso, a los Terciarios les fue ofrecido un presente especialísimo: estando imposibilitado de ir al Congreso, Monseñor João Clá Dias, Fundador de los Heraldos del Evangelio, hizo llegar a todos su más reciente obra sobre la vida de San José: San José: ¿Quién lo conoce? La alegría y el entusiasmo de todos frente a este regalo fueron estupendos, fenomenales. Se había comentado de que Monseñor se estaba dedicando, en los últimos meses, a escribir este libro, pero, en el Congreso, todos tuvieron la oportunidad exclusiva de tener en sus manos, por una especial gentileza del Fundador, esa obra que, en 467 páginas, aborda aspectos inéditos de la vida y misión del gran Patriarca San José.

Más que conocer la vida del padre del Niño Jesús y Patriarca de la Iglesia, el estudio de este libro, en conjunto con la memoria de las inmensas gracias recibidas durante estos días de convivencia fraterna, permitirá a todos los participantes aumentar sustancialmente su devoción a tan gran santo.

Durante el Congreso, los Terciarios también pudieron tener contacto con dos autoridades eclesiásticas: el Obispo Auxiliar de São Paulo, Don Sérgio de Deus, que celebró la Santa Misa inaugural del Congreso en el día 28 de Julio, viernes y, con Don Fray Jaime Splenger. OFM, Arzobispo de Porto Alegre, que además de celebrar la Santa Misa el Domingo por la mañana, participó activamente en la conferencia en la parte de la mañana, proferida por el padre Alex Britto, además de compartir un animado almuerzo con los Terciarios.

Durante el segundo día del Congreso, el sábado, hubo también la bellísima ceremonia de recepción de nuevos Terciarios. Alrededor de 100 personas, de varios estados brasileros recibieron la túnica de Cooperadores de los Heraldos del Evangelio, firmando, al mismo tiempo, el término de compromiso que los une a la Institución. De la ciudad de Maringá, siete nuevos Cooperadores recibieron la túnica de Terciarios.

Finalmente, esperamos que los frutos de este Congreso se hagan valer en un aumento esplendoroso de la devoción a San José por parte de todos los participantes y también por todos aquellos que puedan ser influenciados por el apostolado desarrollado por los Terciarios de los Heraldos del Evangelio.

Después de todo, tal como cita Monseñor João Clá Dias en la introducción del referido libro: “la actuación de San José en el tercer milenio será decisiva. No fue por casualidad que, en la última aparición de Nuestra Señora en Fátima, los pastorcitos lo vieron bendecir al mundo tres veces. El alcance profético de esas bendiciones aún está por ser explicado, pero, sin duda alguna, ellas marcarán los acontecimientos venideros y tendrán un papel determinante para el cumplimiento de la promesa hecha por la Santísima Virgen en la Cova de Iria: Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará”.

Concluimos  con esta bellísima oración a San José, compuesta por Monseñor João Clá, Fundador de los Heraldos:

“Oh glorioso y suave San José, Patriarca y jefe de la Sagrada Familia, que estás por encima de todo después de María Santísima, ya que fuiste vos el guía y conductor de los pasos de Jesús Infante, mostradnos el camino a seguir para hacer con que el Cielo quede más próximo de nosotros. Amén.”

 

Fuente: Heraldos del Evangelio, Maringá

Fotos: XIII Congreso Internacional Anual de los Terciarios, primer día, segundo día y tercer día.

 

 

 

 

 

         

         

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quienes son los Heraldos del Evangelio?… ¿por qué ese hábito? …

¿Quiénes son los Heraldos del Evangelio? ¿Por qué ese hábito? ¿Por qué esa cruz y esas botas? Al salir a la calle, los Heraldos del Evangelio habitualmente oyen la pregunta “¿Quiénes son ustedes?” Al acercarse al interlocutor, el Heraldo escucha atento esa ya conocida –y muchas veces encantada– secuencia de ‘por qués’ ¿Nuestro lector sería capaz de responder?

Los Heraldos del Evangelio son una Asociación Internacional de Fieles de Derecho Pontificio, compuesta predominantemente por jóvenes y presente en 78 países. Sus miembros de vida consagrada practican el celibato y se dedican al apostolado, alternando la vida de recogimiento, estudio y oración, con actividades de evangelización en las diócesis y parroquias, y dando especial énfasis a la formación de los jóvenes.

En algunos países de Latinoamérica son conocidos también como Caballeros de la Virgen.

Los Heraldos del Evangelio buscan practicar los consejos evangélicos en toda su pureza fascinante.

Viven en comunidad (masculina o femenina), en un ambiente de caridad fraterna y de disciplina, con intensa vida de oración y estudio.

Al ver en la cultura y en el arte eficaces instrumentos de evangelización, los Heraldos se sirven habitualmente de la música, tanto por medio de la voz como con instrumentos. Por eso un gran número de coros, orquestas y conjuntos musicales han sido constituidos por los Heraldos a fin de llevar fe y esperanza a la sociedad.

El Fundador

Monseñor João Scognamiglio Clá Dias, EP

El fundador de los Heraldos del Evangelio, Mons. João Clá Dias, es canónigo honorario de la Basílica Papal de Santa María La Mayor, Protonotario Apostólico, miembro de la Sociedad Internacional Tomás de Aquino, de la Academia Marial de Aparecida y de la Pontificia Academia de la Inmaculada.

Es fundador de la Sociedad Clerical de Vida Apostólica Virgo Flos Carmeli y de la Sociedad Femenina de Vida Apostólica Regina Virginum.

El Papa Benedicto XVI, entregó -por manos del Cardenal Franc Rodé – la medalla “Pro Ecclesia et Pontifice”, una de las honras más altas concedidas por el Santo Padre a aquellos que se distinguen por su actuación en favor de la Iglesia y del Papa.

El hábito de los Heraldos del Evangelio

Al recordar a un Heraldo, la primera imagen que nos viene a la cabeza es la de un joven vistiendo un largo hábito, con un escapulario marrón con una cruz roja y blanca estampada en su parte frontal, cruz con puntas que recuerdan flores de lis. En los pies un par de botas y su cintura adornada con una cadena de hierro, de la cual pende un rosario.

La cruz
La gran cruz en el escapulario, con puntas estilizadas que recuerdan flores de lis, es inspirada en la Cruz de Santiago de Compostela: símbolo por excelencia del peregrinar en busca de la Patria Celestial. El blanco de la cruz representa la pureza de doctrina y de costumbres, el rojo refleja el amor y el deseo de la fidelidad llevada hasta el holocausto, imagen de la Preciosísima Sangre de Jesucristo vertida hasta la última gota. El dorado expresa la belleza y la excelencia de la santidad a la que todos los bautizados son llamados.


El escapulario 

El escapulario que el Heraldo porta sobre los hombros representa el manto de la Santísima Virgen, cuya protección maternal envuelve con especial solicitud a quien se consagra a Ella. Es también símbolo de la entrega que él hace de su vida, de su ser y de su voluntad, en las manos de la Reina de los Cielos.

El capuz o capucha, presente en los hábitos de los clérigos y laicos consagrados, es el símbolo de la vida contemplativa.

En los distintos hábitos de los Heraldos el escapulario es de color marrón, apenas con una variante en los que inician su experiencia vocacional que es del mismo color de la túnica.

La túnica

La túnica marrón, más austera y sobria, con escapulario marrón, fue reservada a los clérigos (presbíteros y diáconos).

La túnica blanca-marfil, con escapulario marrón, la usan los laicos consagrados.

La túnica y escapulario ocres, es para los que empiezan su experiencia vocacional, es el hábito de novicio.

El hábito del sector femenino se compone de una túnica de color amarillo-oro y el escapulario marrón.

 

Túnica marrón

Hábito marrón, de clérigo

Hábito blanco con capuz

Hábito blanco con capuz

Hábito blanco sin capuz

Hábito blanco sin capuz

Hábito ocre, de novicio

Hábito ocre, de novicio

 

Hábito femenino

Hábito femenino

¿Por qué los Heraldos usan una cadena en la cintura?

La cadena que ciñe la cintura simboliza la esclavitud de amor a Nuestra Señora, enseñada por San Luis María Grignion de Montfort y propuesta por él como ejemplo de sumisión a la voluntad de Dios: “He aquí la esclava del Señor” (Lc 1, 38). San Luis Grignion nos invita a imitarla consagrándonos como “esclavos de amor a Jesús por las manos de María”. El santo aconseja llevar una cadena simbolizando esta devoción.

 

¡El rosario!

La oración es el medio infalible para obtener de Dios las gracias y dones deseados, y el Rosario, inspirado por la misma Virgen a Santo Domingo de Guzmán, en innumerables ocasiones demostró su eficacia. San Pío X lo consideraba como “la más bella y la más preciosa de todas las oraciones”.

Como hacen muchas órdenes religiosas, los Heraldos no solo llevan el rosario a la cintura, sino que lo rezan diariamente.

 

Las botas de los Heraldos del Evangelio

Lo que más suscita preguntas es, sin duda, el uso de las botas. El hecho de que los Heraldos utilicen botas de cuero y caño alto, como los antiguos misioneros en sus resignadas andanzas a las más lejanas tierras hasta entonces conocidas, no se debe a ninguna necesidad práctica, sino a un valor simbólico; representan el carácter misionero y abnegado, que no conoce límites ni obstáculos, para dar largas caminadas difundiendo la fe en Cristo y el amor a María Santísima.

Nota: Querido lector, si tiene dudas puede preguntarnos y dejar sus comentarios.

Persecución a institución católica se basó en fraudes periodísticos

Publicado 2017/06/26
Autor : Gaudium Press

Artículo publicado por Expreso Ceará analiza los diversos errores vehículados por medios de la gran midia contra los Heraldos del Evangelio.

Saõ Paulo (Lunes, 26-06-2017, Gaudium Press) Un artículo titulado “Persecución a institución católica se basó en fraudes periodísticos”, publicado la semana anterior en el site brasileño Expreso Ceará, explica el gran error cometido por diversos vehículos de la gran prensa que, desde hace algunos días, están divulgando informaciones falsas y mal elaboradas sobre la Asociación Católica Heraldos del Evangelio.

De acuerdo con la materia, el diario ‘O Globo’ publicó una nota afirmando que “la institución posee padres exorcistas que son satanistas”. En seguida, la ‘Folha de São Paulo’ divulgó que “los miembros de la institución deseaban la muerte del Papa y que hicieron pacto con el diablo”. No fue preciso esperar mucho tiempo para que noticias de ese tipo se esparciesen por internet en sites y blogs de todo tipo. “Noticias mal producidas”, “no comprometidas con la verdad”, y “fraudulentas” acabaron calumniando la entidad que está presente en 78 países y posee cerca de 200 sacerdotes.

“No se puede negar que los titulares estimulan la curiosidad del lector, pero, basta pensar un poco (muy poco incluso) y percibir que las materias son incongruentes en la esencia”, afirma el site. En seguida da un ejemplo: “sería lo mismo que lanzar un contenido con el título ‘constructor de casas desea que personas vivan en la calle y no compren más viviendas’. Surreal así”.

El artículo apunta a una de las principales fallas de los periodistas que aceptaron publicar esa noticia: la falta de investigación. “Es obligación del periodista investigar y confrontar antes de divulgar. La investigación está asociada al chequeo de los hechos, y es lo que distingue a los periodistas de todos los otros profesionales implicados en la elaboración de un diario”, explica.

Según investigación del site Expreso Ceará, los Heraldos del Evangelio no fueron buscados por los periodistas que produjeron esas materias. O sea, nadie buscó oír el otro lado. Además, “las falsas materias afirmaban que había sido establecida una comisión del Vaticano para investigar a los Heraldos”; entretanto, la Santa Sede no se pronunció sobre el caso.

Para el articulista, la única explicación para esa fuerte divulgación de noticias “es calumniar y crear una imagen extremamente negativa sobre tal entidad, que, no por coincidencia es una institución católica”.

“La forma y contenido de la noticia apuntan para una práctica ya conocida en el medio periodístico: la ‘rec’, cuando la materia es ‘recomendada’ por la alta dirección de la empresa o atiende intereses de personas o entidades a ellos ligados”, concluye la noticia. (EPC)

¿Cuál es la intención del Sr. Andrea Tornielli al atacar a los Heraldos del Evangelio? ¿Crear un cisma en la Iglesia?

São Paulo (Viernes, 16-06-2017, Gaudium Press) Quien lee los artículos y libros del prestigioso vaticanista, Sr. Andrea Tornielli, puede recrearse pensando en la pintoresca imagen de un camaleón. Y es que sus publicaciones denotan una astuta capacidad para adaptarse al entorno en el que se encuentra y llevar a cabo sus actividades: supo sonreírle a Juan Pablo II, acariciar el pontificado de Benedicto XVI y, al mismo tiempo, ir poniéndolo discretamente de lado, cuando ya andaba cogido de la mano de Francisco…

Recientemente, el señor Tornielli ha publicado un polémico artículo en el blog Vatican Insider, del diario La Stampa: «La doctrina secreta de los “Heraldos”: “Plinio Correa incentiva la muerte del Papa”». Teniendo en cuenta el conocido carácter camaleónico del articulista, surgen dos preguntas en relación con esta publicación: ¿qué es lo que pretende? ¿Para qué ambiente está ya anticipando una nueva adaptación?

Es interesante notar que el autor resucita, en el artículo mencionado, denuncias antiguas, muy antiguas, contra el profesor Plinio Corrêa de Oliveira, sobre la veneración que muchos le tenían en vida, y la devoción privada a su madre, Dña. Lucilia. Ahora, Mons. João Scognamiglio Clá Dias, fundador de los Heraldos del Evangelio, es el blanco de los mismos ataques. Son acusaciones ya obsoletas, que fueron todas ellas contestadas y debidamente refutadas según los dictámenes de la más estricta doctrina católica.

Timeo hominem unius libri. Esto es precisamente lo que los lectores de la prensa católica pueden concluir actualmente viendo el grado de conocimiento que tiene el Sr. Tornielli del tema que trata en su artículo: temo al hombre de un solo libro. Y esto no queda nada bien para un articulista de su porte… Vamos a ver por qué.

En primer lugar, podríamos sugerirle al Sr. Tornielli que volviera un poco al pasado de la institución que con tanta vehemencia ataca, y prestase algo de atención en una obra publicada en 1985 –Servitudo ex Caritate– con el parecer del eminente teólogo P. Victorino Rodríguez y Rodríguez, OP. En este trabajo, que nunca fue refutado, el asunto de la Sagrada Esclavitud a Jesús por las manos de María, así como el de los vínculos espirituales entre el Prof. Plinio y sus discípulos -tema que menciona en su artículo-, fueron completamente aclarados para el pasado, para el presente y para el futuro.

¿Y por qué no leer también el libro Doña Lucilia, de 1995, que contiene un elogioso prólogo del P. Antonio Royo Marín, OP, y ha sido reeditado en colaboración con la Libreria Editrice Vaticana en 2013, también en italiano? Su lectura habría sido suficiente para entender que los fundamentos de la devoción a esta gran dama brasileña se basan en su vida, de una virtud impecable, y en la costumbre doblemente milenaria de la Santa Iglesia. Permita que le digamos, Sr. Tornielli, que puede serle conveniente una revisión de sus apuntes de cuando estudió el catecismo, puesto que antes incluso de que alguien sea canonizado, la Santa Madre Iglesia pide que sea reconocida su fama de santidad.

¿Y sobre la devoción al Dr. Plinio? Si al Sr. Tornielli le interesan datos más actualizados, le invitamos a que haga un estudio serio de una obra muy reciente, de 2016, publicada en cinco volúmenes, también por la Libreria Editrice Vaticana, con más de cien mil colecciones impresas, cuyo título es El don de la sabiduría en la mente, vida y obra de Plinio Corrêa de Oliveira. En ese trabajo está detallada la historia del origen, y la fundamentación teológica del tema, que en su artículo trata de manera tan tendenciosa.

Es verdad, sin embargo, que ante el Sr. Tornielli apareció de repente, una inusitada y gran novedad: un vídeo privado, divulgado fuera de contexto y superado por el tiempo, puesto que es de hace un año y medio. Aunque el uso del vídeo está restringido a la institución, fue obtenido ilegalmente por un hombre exaltado en su aversión a la TFP y los Heraldos -siendo él mismo un exmiembro de la TFP-, casado con una señora que es exmiembro del Opus Dei, y que ambos dedican buena parte de su tiempo a atacar a las entidades a las que pertenecían. Y a esta fuente acudió el influyente Sr. Tornielli para buscar su imparcial información…

Se trata del registro de una reunión privada de clérigos, que no implicó en cambio alguno de orientación en los Heraldos del Evangelio, ya sea en su relación con la Sagrada Jerarquía y la sociedad civil, ya sea en su labor con la inmensa cantidad de seguidores del movimiento. El objetivo de la reunión registrada fue simplemente el intercambio de impresiones sobre ciertos fenómenos preternaturales, en un ambiente familiar ameno y distendido. A pesar de ello, unas manos criminales, todavía desconocidas, decidieron maliciosa e inconsecuentemente dar a conocer su contenido a un público que, en su gran mayoría, no tiene conocimientos teológicos suficientes para formarse un juicio adecuado sobre su contenido. No fue difícil, por tanto, crear confusión en sus mentes. Por otra parte, a esas mismas manos no les interesó, por supuesto, divulgar las conclusiones de estos análisis.

Pero ¿por qué el Sr. Tornielli no buscó a los Heraldos para aclarar el asunto? Bien podríamos decir: timeo hominem unius factionis, temo al hombre de las medias verdades, al hombre parcial, al que no sabe y no quiere oír ambas partes.

¿Estará actuando el Sr. Andrea Tornielli solo? No lo sabemos…

Pero podemos afirmar, analizando el artículo del renombrado vaticanista y las circunstancias mencionadas, que está contribuyendo ciegamente a la destrucción de la tan soñada unidad que los Padres del Concilio Vaticano II quisieron llevar a cabo y que tres grandes hombres concretizaron: san Juan Pablo II, Benedicto XVI y Mons. João Clá. Aquí está una manera de arrasar con la doctrina de un Concilio Ecuménico y con la dedicada labor de dos papas -uno de ellos todavía vivo entre nosotros- y un fundador, con quien, según un prefecto de la Congregación para los Religiosos, el cardenal Franc Rodé, ¡la Iglesia está en deuda!

Cui prodest? ¿Quién se beneficia de esta actitud? Ciertamente el mundo católico está desconcertado: esta vez, el tono que muestra el camaleón es tan surrealista, que, hechas las debidas ponderaciones, sigue levantando preguntas en relación con sus diferentes y nuevos tintes:

– ¿A quién representa el Sr. Andrea Tornielli?

– ¿Tiene la intención de causar un cisma en la Iglesia?

– ¿Con qué objetivo?

Por último, aclaradas las falsedades y distorsiones, le hacemos una invitación a que vuelva a un periodismo culto, serio y ético. Los Heraldos del Evangelio consagran a San José, patrono de la Iglesia, su propia defensa, con la certeza de que no van a ser desamparados por el padre virginal de Jesús y esposo castísimo de María. Sin perjuicio de los propios derechos, están dispuestos siempre a acoger con benevolencia la retractación de los calumniadores y a perdonarlos sinceramente, pues no guardan ningún resentimiento.

Heraldos del Evangelio

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org

Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.

40 participantes en Retiro Espiritual por la Cuaresma (Chía-Cundinamarca)

Se desarrolló en la Casa de retiros de las Hnas. Salvatorianas, en Chía-Cundinamarca. Participaron 40 personas durante los días 24, 25 y 26 de marzo. Las meditaciones se desarrollaron según los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola: “Principio y Fundamento” y “Las 2 banderas” en régimen de silencio. Durante los días de retiro hubo meditación del Vía Crucis, durante las noches recitación del Rosario con procesión de velas encendidas, Santa Eucaristía y confesiones.