PRIMER SABADO DE ABRIL EN LA PARROQUIA DE LA SAGRADA FAMILIA EN CHIA


Este primer sábado de Abril fue el quinto en el que visitó esta fervorosa comunidad, Nuestra Señora del Inmaculado Corazón de Maria, acompañada por una veintena de terciarios de los Caballeros de la Virgen.

Entraron en un solemne cortejo, con la expresiva Imagen de Nuestra Señora cargada en una florida anda y conducida hasta el altar con el canto “Tu Reinerás”, fue colocada debajo de un precioso arco de flores magníficamente decorado por los Terciarios de Chía, en la cual no faltaron flores moradas alusivas a Cuaresma. Se rezó el rosario con cantos intercalados, tocados por el coro de la Parroquia; la meditación lo hizo de una manera desenvuelta y sustanciosa la Sra. Ana Saavedra sobre “La Agonía de Jesús en el huerto de los Olivos”.

PrimerSabChia ultimo2.4.11 036 PrimerSabChia ultimo2.4.11 038

La Eucaristía lo celebró el señor Cura Párroco Rvdo. P. Robert Sánchez quien desde el rosario acompañó esta devoción tan querida de Nuestra Señora. Su homilía  clara y que llegaba a la gente decía; “El Señor escogió al último de la familia de Jessé, a David el menor, lo ungió, porque Él no se deja llevar por las apariencias, Él ve el fondo de nuestro corazón”. Y sobre el evangelio nos narró que “el ciego de nacimiento fue curado no sólo físicamente si no espiritualmente porque abrió su corazón y tuvo fe, por eso Jesús se le reveló”, así debemos ser nosotros.

PrimerSabChia ultimo2.4.11 044 PrimerSabChia ultimo2.4.11 054

El niño hijo del terciario Fernándo Beltrán cantó con desenvoltura el canto  “Venid Oh Señora para ser coronada” , mientras entraba la corona llevada por tres señoras Cooperadoras y fue el propio Padre Robert Sánchez quien coronó a Nuestra Señora, en medio de un fuerte aplauso, como Reina de los cielos y de la tierra.

Las personas vinculadas a los Caballeros de la Virgen continuarán haciendo los sábados primeros de mes siguientes en ésta Parroquia y el grueso de los Terciarios lo haremos en otra Iglesia.

Posteriormente nos reunimos a un convivio familiar en la casa de D. Lucía Mejía para comentar repercusiones y profundizar en la palabra de El Señor.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *