IMPRESIONES DEL VIAJE DE LOS TERCIARIOS A SAO PAULO (III) VISITA A LA IGLESIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Esta preciosa Iglesia de los Padres Salesianos es un lugar de muchos recuerdos del Dr. Plinio y la Sra. Doña Lucilia, porque queda en un lugar muy cercano a donde ellos vivían, y D. Lucilia la llama de “mi Iglesia”. Es un templo con muchos y bellos altares laterales, muy digna, acogedora, con una cierta penumbra seria y al mismo tiempo dulcemente maternal que la hace muy católica.

DSC06998

La imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que se encuentra en el ala de la izquierda, fue motivo de muchos “flashes” del Dr. Plinio cuando niño; comentaba que viéndole él sentía “la pureza extraordinaria de Nuestro Señor, su templanza, su aristocracia, su fuerza, en base a ese espíritu es  que -pensaba- yo quiero ser modelado, y ahí está la esencia del espíritu católico”.

DSC07004

De quien entra al lado derecho está una imagen de María Auxiliadora, lugar donde el niño Plinio recibió una gracia especial, en medio de una gran aflicción, que le dejó calmo para la vida entera. Y hay un altar lateral de Nuestro Señor con 12 años de edad discutiendo con los Doctores de la Ley que están todos perplejos con su sabiduría, y atrás de Él están María y San José que le venían buscando porque se les había desaparecido. En ese altar Doña. Lucilia paraba con su hijo Plinio y rezaba. Años después él supuso que ella pedía para que su hijo ganase todas las polémicas que ella veía que iba a tener a lo largo de su vida, como realmente así fue, pues ya notaba que en el colegio Dr. Plinio estaba enfrentando un ambiente difícil entre sus compañeros.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *