DAMAS DIPLOMÁTICAS DONAN IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DEL APOCALIPSIS A LA CATEDRAL DE SAL DE ZIPAQUIRÁ

La Sra. Cecilia de Mertens, esposa del Embajador de Alemania D. Jurgen Mertens, acompañada por un selecto grupo de la Asociación de cónyuges diplomáticas acreditadas en Colombia, se dieron cita a la catedral de Sal en Zipaquirá, para la entrega donada de una bella imagen de la “Virgen de Legarda o del Apocalipsis”, que fue colocada en una pared lateral de la catedral.

DiplomticasZipaquir 17.5.12 016
Estuvieron presentes las esposas de los Embajadores de Francia, Marruecos, Egipto, Paraguay, Argentina, Bolivia, Ecuador entre otras.
Y entre las autoridades Su Exelencia Mons, Aldo Cavalli, Nuncio Apostólico, el Gobernador de Zipaquirá D. Alvaro Ruíz y el Alcalde. El Nuncio dio unas bellas palabras luego de bendecir la imagen: “La Virgen se entrelazó con la eternidad, al prestar su seno materno para
gestar a Aquel que es el Dios eterno”.
La Sra. Cecilia de Mertens, emitió unas cortas pero bellas palabras:
“Al prácticamente despedirme de éstas tierras que tan bien nos han acogido, quiero donar ésta bella copia de la Imagen original de Legarda, que se encuentra en la Iglesia de San Francisco de Quito, porque Ella ha sido para mí, mi Madre, mi modelo y mi amiga”, ahí se le fueron las lágrimas que contagiaron a los presentes.
El P. Jesús Rigoberto Correa, padre Oblato comenta sobre ésta bella imagen: “Es basada en el Apocalipsis, cap. 12. ¿Quién es ésta mujer, de sol vestida, reina, de doce estrellas coronada, portentosa señal, airosa, alada, que al firmamento se remonta erguida? ¿Quién es ésta mujer engrandecida, que a sus plantas la luna ve postrada, mantiene a la serpiente encadenada y entre todas es la única escogida? Es María, la Virgen, la esperanza mostrada, en el edén, a cielo y tierra, en quien Dios se encarnó y entró en la historia. Es la Madre de Dios, flor de la alianza, la mujer fuerte que al infierno aterra, la esclava del Señor, la asunta a gloria”.

DiplomticasZipaquir 17.5.12 012
Una representación de los Caballeros de la Vírgen/ Heraldos del Evangelio se dio cita para apoyar ésta bella iniciativa.
Felicitaciones D. Cecilia, sepa que Usted ha marcado los corazones y su ausencia dejará un gran vacío.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *