VISITA DE LOS TERCIARIOS A LA CIUDAD DE ASIS

Peregrinacion Europa  V 9-10 .4.2012 129 Es una ciudad totalmente medieval, con calles de piedra, construcciones fuertes, muy limpia y encantadora. La presencia de San  Francisco y de Santa Clara está en todas partes. En la parte baja, bien cerca del Hotel de Los Ángeles, de donde nos hospedamos, está la PORCIUNCULA, que es una Basílica enorme, bella y que dentro de la misma han conservado por expreso deseo de San Francisco, la primera Capilla, donde se le apareció Nuestra Señora y Nuestro Señor. Es una maravilla y tiene una densidad de bendición. Uno se imagina a San Francisco rezando, trabajando, haciendo apostolado con los suyos. Ahí rezamos la consagración en nombre de todos y pedimos que nos protegiese en nuestro apostolado.

Peregrinacion Europa  V 9-10 .4.2012 175

En ésta misma Basílica hay una capilla del Tránsito, donde él murió alegrísimo, ciertamente por que se iba a encontrar con El Señor y María Santísima. En el claustro tienen una celda pobrísima donde él dormía y hacia sus penitencias. También admiramos un jardín con espinas, donde él se lanzó, para hacer violencia contra una tentación de la carne.
Fue tal el amor de Dios de Francisco que se le conoce como el SERAFICO Padre San Francisco, ya que subiendo al cielo ocupó el puesto de un serafín que dejó libre, por haberse plegado a Luzbel.

En la parte de arriba de la ciudad, o sea a unos 10 minutos en carro, visitamos la Iglesia de SANTA CLARA, que es la versión femenina de San Francisco, fundadora de las HERMANAS CLARISAS, mujer de temple. En una ocasión en que los musulmanes invadieron Así, ella que estaba enferma, pidió a sus Hermanas que le ayudasen a levantar, cogió el Santísimo Sacramento y se fue hacia los invasores, que quedaron pasmados y huyeron llenos de terror, quedando la ciudad libre de una gran amenaza.

Peregrinacion Europa  V 9-10 .4.2012 075Peregrinacion Europa  V 9-10 .4.2012 072
Veneramos también la tumba de San Francisco en que se encuentra en otra Iglesia y  aprovechamos para rezar por todos los Franciscanos amigos de los Heraldos que de una u otra forma nos han apoyado en nuestra evangelización.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *