IV ENCUENTRO NACIONAL DE TERCIARIOS EN BOGOTÁ (Parte final)


El día lunes 21 de Mayo fuimos unas 120 personas, incluidas la Orden II, a visitar la patrona de Bogotá, Nuestra Señora de la Peña, en los cerros orientales. Se tiene desde el lugar una vista de la ciudad muy bella, aprovechamos para tomarnos en la entrada una foto con la mitad de los participantes del Encuentro, que estaban presentes allí.

Entramos en fila y tomamos cuenta de toda la Iglesia. Nos deparamos con un ambiente bendecido. Nuestra Señora que se apareció en una piedra de montaña, está junto a San José, que mira hacia abajo, el Niño Jesús y también aparece el Arcángel San Gabriel. Quisieron llevarla hacia la ciudad, pero se ponía tan pesada que no pudieron trasferirla.

El joven Párroco Gabriel, de la Orden del movimiento Neo-Catecumenal nos dio la bienvenida y nos narró la historia.

El Padre Diego Moncada E.P. celebró la Eucaristía y la misma fue bellamente cantada por la Orden II de los Heraldos del Evangelio.

TerciariosEncuentro Nac 19-20-21-5-12 061

Todos pudimos pasar por la parte de atrás del altar, contemplando ésta bella aparición, que entre otras cosas es patrona de las vocaciones religiosas. Salimos todos consolados y maravillados por haber tenido la ocasión de haber conocido tamaño prodigio. Cuando nos embarcamos en nuestros buses hacia Tocancipá, supimos que el Párroco permitió a las Hermanas de la Orden II a subir en una escalera y poder abrazar y besar a Nuestra Señora, incluso le llegaron a colocar en su corazón de plata un papelito para que vele por las vocaciones de los Heraldos del Evangelio.

En el viaje de regreso fuimos cantando la “Virgen María” y “No me mueve mi Dios para quererte” hasta que llegamos al patio de al frente de la Iglesia en construcción y para todos fue una sorpresa ver como está muy avanzada, están poniendo los arcos para las ventanas y se palpa la grandeza como lo maravilloso de este templo gótico, en el cual habrán grandes ceremonias para hacer realidad el Triunfo del Inmaculado Corazón de María.

TerciariosEncuentro Nac 19-20-21-5-12 072Nos comentaron que cuando iniciaban la construcción, el dinero limitado que tenían les iba a servir sólo para construir las bases, que serían profundas, pero que no se iba a ver nada hacia arriba. Le consultaron a Mons. Juan Clá al respecto y éste con fe y confianza les respondió: “Láncense, que la mayor interesada es Nuestra Señora”. Y así lo hicieron, cuando comienzan a escavar se topan con unas rocas impresionantes aprovechables como cimientos y entonces resuelven hacer tan sólo unas bases de 80 centímetros, y con eso se ahorran el dinero que sería utilizado para las bases y construyen la parte superior. Fue una gracia y una sonrisa del cielo.

Hacia el medio día nos dirigimos al patio del Seminario, donde se iba a tener un almuerzo/parrillada de despedida para todos los participantes. Durante el animado almuerzo hubo discursos de las varias delegaciones y al final se dio el debut del CORO SANTA LUCIA, bautizado con ese nombre por Mons. Juan Clá quien a su vez mandó una bendición especial para que dicho coro obre buenos sucesos apostólicos. Conformado por Terciarios y varios de sus hijos, que después de tres meses de intensos entrenamientos con el carismático

Profesor Juan Carlos García, que fue quien enseñó a los jóvenes de la Academia a tocar y cantar, ahora hizo un verdadero milagro, sacar voces, armonía, de gente que nunca pensó en cantar. Cantaron 4 músicas, una en gregoriano, la salve Regina, otra polifónica a 4 voces, el Ave María, posteriormente el Cantate Dómine y por último una música Llanera, alegre e inocente, que se llama ¡Ay sí-sí!

Fue muy aplaudido el coro, al punto que pedían otra música, pero el Profesor se comprometió que lo harían la próxima vez. Una terciaria seria de Cali comentó el buen ejemplo de dedicación que dieron los Terciarios de Bogotá cantando. Otra señora comentó que cuando cantaron a 4 voces ahí sí que se impresionó y vio que había futuro. Cuatro personas nuevas pidieron para integrarse al coro.

TerciariosEncuentro Nac 19-20-21-5-12 075Un Terciario de la costa atlántica nos dijo: “Lo que he visto en éste Encuentro es algo maravilloso, único, y con mucho futuro, todo habla de expansión, así que en la Costa vamos a contagiar”.

Una señora de Chiquinquirá al despedirse exclamó: “A partir de ahora hemos decidido con mi esposo, menos televisión y mas oración, porque estos jóvenes Heraldos son así porque no pierden tiempo en bobadas y rezan mucho”.

Todo concluyó con mucho ánimo, alegría y esperanza.

Felicitamos y agradecemos a todos los que vinieron de las varias ciudades de Cali, Bucaramanga, Barranquilla, Chiquinquirá, Manizales, Fusagasugá, haciendo no pequeños sacrificios. Agradecemos al P. Carlos Tejedor E.P. por la celebración de la Eucaristía, conferencia, confesiones, al P. Diego Moncada,  lo mismo al P. Juan Francisco Ovalle y toda la Academia/Seminario por el concierto y presentación de su vida ceremoniosa, que con su tipo humano serio, puro y alegre, impresionaron mucho a toda la comunidad. Agradecemos a la Orden II que también nos acompañó y el evento. Al Sr. Jorge Yepes y todo el equipo de teatro que dejaron una moraleja impactante. Y vale la pena nombrar a algunos Terciarios que pusieron el hombro, con seriedad y alegría: el Mayor Sergio Lozano, la Dra. Zulma, Doña Elcy Velandia, Sebastían Parra, Srta. Jenny Novoa, Doña Marcela Tenorio y Doña Libia, Doña Haydé Tejada, Don Alfonso y su aguerrida esposa Doña Adriana, que la Virgen los bendiga y proteja especialmente. Muchos otros aportaron su apoyo y silenciosa colaboración dando de su tiempo y esfuerzo, a ellos también de todo corazón nuestros más sinceros agradecimientos y votos para que la Santísima Virgen los cuide y anime a seguir adelante con los Heraldos del Evangelio.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *