GRAN CONCIERTO EN HOMENAJE A LA NATIVIDAD DE NUESTRA SEÑORA

El día 8 de septiembre se realizó un bello y bendecido concierto en homenaje a Nuestra Señora en el día de su natividad. La Orden femenina de los Heraldos del Evangelio deleitó con sus músicas y su presencia alegre y cordial, al numeroso público presente, cerca de 1000 personas, que llenó las funcionales instalaciones del auditorio del Colegio Agustiniano de Ciudad Salitre.

Se dio inicio con un saludo de bienvenida de parte del P. Carlos Tejedor Ricci E.P., superior de los Heraldos en Colombia.

Concierto 8.sept 2012 022 Concierto 8.sept 2012 027

Posteriormente el sector femenino realizó un cortejo de entrada de Nuestra Señora que sería coronada. Las trompetas anuncian su llegada y en medio de aclamaciones de ¡Viva el Inmaculado Corazón de María!, fue conducida la Imagen en un anda bellamente florida hasta el centro del palco. Representantes de la Alcaldía de Tocancipá la coronaron en nombre de todos los asistentes.

Concierto 8.sept 2012 034

Concierto 8.sept 2012 053

DSC09813

DSC09819

Posteriormente ellas cantaron varias músicas en gregoriano y polifónicas. Atrajo la atención la presentación del coro de las niñas, un numeroso grupo de unas 35 niñas entre 10 y 13 años, que cantaron con mucha calidad e inocencia.

Los jóvenes seminaristas tocaron con sus instrumentos pasodobles como España Cañí y el Gato montés que fueron seguidos por el público con palmas así como también realizaron unos toques de percusión en  que se lanzaban los palos y tocaban los mismos, sin parar el ritmo.

DSC09825 DSC09829

Acabamos todos cantando Es María la blanca paloma, de pie y con los pañuelos al viento nos despedimos de ésta velada inolvidable, que se realizó a beneficio de la construcción del Monasterio del sector femenino.

Felicitamos a la Orden I y II que participaron, al Caballero Gabriel Escobar que animó el concierto con sus comentarios enérgicos, llenos de convicción, lógica y piedad, y a todo el Comité de Terciarios que de una forma entusiasta pusieron su hombro para que se obtenga este buen suceso.

Un sacerdote joven que estuvo en la primera fila comentó: ¨Aquí estuvo el Divino Espíritu Santo¨. Otro señor recién llegado de los Estados

Unidos dijo: ¨Este acto me ha llegado al fondo de mi corazón, ahora siento que éste el camino que debo participar y colaborar¨. Tres señoras comentaban la calidad de la música y la virtud en los rostros de las niñas. Otra persona exclamó: ¨He salido evangelizado¨.

Realmente había una felicidad de situación que se notaba en la alegría de la gente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *