Terciarios de los Heraldos del Evangelio peregrinan en Europa – Frescos del Beato Fray Angélico en el Convento San Marcos en Florencia (Italia)

El beato Angélico nació el 24 de junio de 1390 y murió el 18 de Febrero de 1455, pintor cuatrocentista italiano que supo combinar la vida de Fraile Dominico con la de pintor consumado. Fue llamado Angélico por su temática religiosa, la serenidad de sus obras y porque era un hombre de extraordinaria devoción. Fue beatificado por Juan Pablo II en 1982 pasando a ser el “Beato Fra Angélico”.

Giorgio Vasari en su libro Vida de los mejores pintores, escultores y arquitectos se refiere a él como Fra Giovanni Angélico poseedor de un “raro y perfecto talento” y menciona que “nunca levantó el pincel sin decir una oración ni pintó el crucifijo sin que las lágrimas resbalaran por sus mejillas”.

Las expresiones de devoción en los rostros son muy logradas, así como la utilización del color que consigue dar mayor intensidad emotiva a la obra.

En 1436, los dominicos de Fiésole se trasladaron al convento de San Marcos de Florencia que acababa de ser reconstruido por Michelozzo.

Fra Angélico, sirviéndose a veces de ayudantes, pintó numerosos frescos en el claustro, la sala capitular y las entradas a las veinte celdas de los frailes de los corredores superiores.

En esta visita maravillosa, observando uno a uno cada fresco en cada celda, logra Fray Angélico en nuestra alma, contagiarnos de esa serenidad, devoción y belleza que reflejan sus obras.

En medio de este ambiente conventual, rezamos un rosario pidiendo a Fray Angélico interceda por nosotros ante Dios Nuestro Señor.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *