INVITACIÓN A ALMORZAR EN LA SEDE DE LOS HERALDOS EN ROMA

Terminamos nuestra peregrinación en Roma con la cordial invitación a almorzar, que nos hicieron los Heraldos en la sede de esta ciudad.

 

Fue un gran banquete de tres platos y un delicioso huevo de pascua de chocolate al final.

 

Queremos agradecer la bondad y el cariño con que fuimos recibidos por estos hermanos de vocación, además de la gran ayuda que nos brindaron durante toda la estadía en esa ciudad.

Agregue un comentario