DÍA CON JESÚS Y MARÍA EN CHIQUINQUIRÁ. SERIE IV

Finalizada la Adoración al Santísimo Sacramento, en un intervalo los mini-custodios aprovecharon para ser instruidos por los jóvenes de la Academia de Bogotá, en posturas y compenetración del  ceremonial en el cual ellos participan.

 

Por otro lado las 150 personas presentes pasaron al auditorio del Seminario para asistir a una bella obra de teatro hecha por los Terciarios y sus hijos. La historia era en una familia del siglo XIX, en donde vestían sombreros negros altos, con unos grandes bigotes, el señor era racionalista y no creía en Dios, en cambio su hijo sí y éste empezaba a frecuentar la Iglesia hasta que su padre le prohibió y como insistía le dijo que entonces tendría que ir descalzo. Fue así y todo lo ofrecía a Dios por la conversión de su padre ateo hasta este que cayó enfermo y gravemente y él joven continuaba caminando con sus pies ensangrentados pidiéndole que salvara a su padre, hasta que en la hora final el padre le dice: está bien, manda a traer un sacerdote. Llega el mismo, le confiesa y muere. El joven queda feliz demostrada la fuerza de la oración.


En los intervalos el P. Juan Francisco Ovalle E.P. iba realizando una gráfica catequesis sobre el valor de la Misa y la oración, lo cual atrajo enormemente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *