Milagro Eucarístico

Milagro Eucarístico de Middleburg-Lovanio Bélgica, 1374

En el 1374 un doméstico llamado Jean, que desde hacía muchos años no se confesaba a pesar de la vida disoluta que condujo, fue invitado por la aristócrata, a la que prestaba servicio, a ir a misa durante el Cuaresma.

Con los otros criados participó en la misa Eucarística en la Iglesia de San Pedro a Middeblurg cuando llegó el momento de comulgar, el desgraciado se acercó con superficialidad al altar, con su más grande aturdimiento la hostia consagrada que recibió sobre la lengua se transformó en Carne sangrante, Jean turbado tiró enseguida fuera de la boca la Partícula que sangró y la Sangre cayó sobre el paño que revestía la balaustrada delante al altar.

El sacerdote con emoción reposo la Hostia milagrosa en una charola dentro del Tabernáculo, el doméstico arrepentido confeso delante de todo su gran pecado y convertido condujo enseguida una vida ejemplar manifestando una gran devoción por el Santísimo Sacramento. Una parte de la Hostia, todavía hoy, esta conservada en Lovanio por los padres agustinos. Fue el monje Jean de Gheest, confesor del Arzobispo que autorizó de ello el culto, a pedírsela en regalo.

La otra parte se encuentra en cambio en la Iglesia de San Pedro a Middleburg.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *