Cardenal Rodé: Los Heraldos del Evangelio son una de las manifestaciones de la vitalidad de la Iglesia en América Latina

Roma (Viernes, 30-11-2012, Gaudium Press) Certeza, alegría y belleza son algunas notas del carisma que distingue a los Heraldos del Evangelio, observó el miércoles pasado el Cardenal Franc Rodé -prefecto emérito de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica- en la presentación de los dos primeros volúmenes de la serie “Lo inédito sobre los Evangelios”, la obra más reciente de Mons. João Scognamiglio Clá Dias, EP, Fundador de esta Asociación.

En el centro, el Card. Rodé y Mons. Bruguès

En el centro, el Card. Rodé y Mons. Bruguès

La obra -que es una publicación conjunta internacional en 4 lenguas de la Libreria Editrice Vaticana (LEV) y los Heraldos del Evangelio- fue presentada en Roma, en el Auditorio San Pío X de la Via dell’Ospedale 153. El lanzamiento del libro en la ciudad eterna contó con la
presencia -además del Cardenal Rodé- del Arzobispo Jean-Louis Bruguès, OP, Archivista y Bibliotecario de la Santa Romana Iglesia, y de Mons.

Giuseppe A. Scotti, presidente de la LEV y de la Fundación Vaticana Joseph Ratzinger – Papa Benedicto XVI, que en octubre promovió el II Simposio sobre el Pensamiento de Joseph Ratzinger, en Río de Janeiro, con la participación organizativa de los Heraldos.

Fue en la época en que el Cardenal Rodé era Prefecto de la Congregación vaticana cuando del seno de los Heraldos de Evangelio surgió un instituto de vida consagrada, que cuenta con aprobación pontificia. El purpurado en su discurso, resaltó el peso que hoy tiene en el concierto de las naciones el Brasil (país de origen de los Heraldos y donde esta asociación tiene una presencia bastante significativa), tanto en el aspecto eclesiástico como en el económico.

En ese marco, el Cardenal afirmó que los Heraldos son “una de las manifestaciones de la vitalidad de la Iglesia católica en América Latina”.

El Cardenal Rodé, hablando sobre el libro de Mons. Clá Dias, declaró que él representa “una gran riqueza teológica de una doctrina sólida y segura, doctrina tradicional que va hasta el Concilio Vaticano II”.

Según el purpurado en el libro -que constituye un apoyo del autor al Año de la Fe- se encuentran tesoros viejos y nuevos del ‘intelectus fidei’, prontos para ofrecer a los fieles, que son pan de buena doctrina proveniente de la Palabra de Dios.

Intervención de Mons. Bruguès
La particularidad de la teología del Fundador de los Heraldos del Evangelio fue destacada también en el discurso del segundo conferencista, Mons. Jean-Louis Bruguès, O.P., Bibliotecario de la Iglesia. El prelado subrayó algunos elementos fundamentales presentes
en la obra: focalización en el misterio de la Encarnación; conciliación de la alegría de la fe con la penitencia, algo muy importante para los moralistas; la profundización que el autor hace en los Padres de la Iglesia; y el tornar el Cielo más próximo a través de la meditación en la Virgen María.

Por su parte Mons. Giuseppe Scotti resaltó la labor evangelizadora a través del arte que realizan los Heraldos del Evangelio, e hizo mención explícita al particular cultivo del gótico que hace esta Asociación en Latinoamérica.

El evento estuvo acompañado con los cantos del Coro de los Heraldos del Evangelio en Roma. Las intervenciones fueron coordinadas por el P. José Francisco Hernández, EP, procurador General de los Heraldos del Evangelio.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *