VISITA A NUESTROS HERMANOS POBRES DE CASUCÁ – III serie

Cerca de 40 terciarios ¨invadimos¨ ese sector, cantando, con estandartes y Nuestra Señora que entraba en cada casita o rancho. Una señora con sus 4 hijos casi no podía  creer cuando recibieron de regalo un oso de peluche, de 60 centímetros. Otro niño que nos seguía nos iba agradeciendo con toda la inocencia, abrazado a su regalo. Alguno de los que hicieron esta jornada de apostolado comentaba admirado la gratitud de esta buena gente.

Agregue un comentario