VISITA A NUESTROS HERMANOS POBRES DE CASUCÁ – III serie

Cerca de 40 terciarios ¨invadimos¨ ese sector, cantando, con estandartes y Nuestra Señora que entraba en cada casita o rancho. Una señora con sus 4 hijos casi no podía  creer cuando recibieron de regalo un oso de peluche, de 60 centímetros. Otro niño que nos seguía nos iba agradeciendo con toda la inocencia, abrazado a su regalo. Alguno de los que hicieron esta jornada de apostolado comentaba admirado la gratitud de esta buena gente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *