RETIRO ESPIRITUAL SOBRE LA FE, EL APOSTOLADO Y LA BONDAD

 

Un grupo de alrededor de 40 terciarios y aspirantes participaron en un bendecido retiro en la Casa de Ejercicios Cristo Rey, ubicada en la 170 junto al colegio Eucarístico, durante los días viernes 8 de febrero, sábado 9 y domingo 10. Las conferencias y meditaciones fueron impartidas por el P. Carlos Tejedor Ricci E.P. Superior de los Heraldos para Colombia, el P. Diego Cubides E.P. el P. Hamilton Naville E.P. y el Caballero Gustavo Ponce.

Todo el retiro fue en silencio, con lecturas en las comidas, que eran las de la noche con velas y música gregoriana, que ayudaba plenamente al recogimiento.

Todos los días hubo Eucaristías, adoración al Santísimo Sacramento, rosario procesional con velas y momentos largos de meditación, para un encuentro personal con Dios, porque cuando nos callamos, ahí Dios nos habla y podemos escucharle.

Estando en el año de la fe, se habló mucho de esta virtud teologal, que es la base de la santidad y de todo apostolado. Se incentivó a lanzarse ¨mar adentro¨ para la conquista de las almas, teniendo sed de almas y sabiendo ser bondadoso(a) con los más cercanos dentro y fuera de la comunidad, ya que el apostolado interno es fundamental. Fueron numerosas las citaciones de los santos de la Iglesia, como modelos, y de nuestro fundador Mons. Juan Scognamilio Clá y su inspirador el Dr. Plinio Correa de Oliveira y la cofundadora D. Lucilia Correa Ribeiro dos Santos.

El domingo la Eucaristía contó con la luminosa presencia de los Seminaristas Heraldos de Tocancipá, que solemnizaron con sus bellos cantos y ceremonial, donde ahí sí se palpa lo sagrado de la Iglesia y la Liturgia.

Una de las participantes dijo: ¨Estos días han sido los más importantes y felices de mí vida¨. Otra señora nos comentó: ¨Cuando salí nuevamente al mundo sufrí un impacto terrible, qué contraste de santidad en el que estábamos y afuera todo lo contrario¨. Un matrimonio que participaba por primera vez dijo: ¨Lo que más me ha gustado es la solemnidad que tienen en la Misa, así debe ser¨.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *