SOLEMNIZANDO EL VIERNES SANTO EN LA PORCIÚNCULA

Fuimos invitados por el P. Guillermo Alrio Muñóz, Párroco de la Porciúncula, a participar en las serias y bendecidas actividades del Viernes Santo, que prepararon con dedicación y organización. Y comparecimos un buen grupo de la Orden I y III porque entre otras razones  nuestra capilla de Fátima hace parte de esta Parroquia, donde su Párroco siempre nos ha abierto sus puertas.

 

A las 7 p.m. 7 sacerdotes Franciscanos comentaron con profundidad y belleza, cada una de las 7 palabras, proferidas por Nuestro Señor en la cruz. Posteriormente se llevó a cabo la ceremonia del Descendimiento de Nuestro Señor, desprendiendo con todo el respeto y veneración  primero el brazo derecho de Nuestro Señor, luego el izquierdo y finalmente sus pies, para ser colocado acostado en el féretro. 5 Caballeros de la Virgen tuvieron la honra de cargar a Nuestro Señor muerto por los alrededores de la Iglesia, en una  sacral procesión.

 

Los Caballeros seminaristas tocaban marchas fúnebres, lo cual daba un ambiente solemne, serio y muy sentido. Adelante iba el turiferario, con el que portaba la cruz y tres sacerdotes Franciscanos, con  sus capuchas y atrás el cortejo rodeado de una buena cantidad de  fieles.

 

Una señora comentó: ¨parecía algo real, se sentía el dolor de la muerte de Cristo¨, otro señor comentó: ¨Qué procesión sentida. Hay que felicitar a los Padres Franciscanos por mantener esta devoción popular y a ustedes los Caballeros que siempre dan ese tonus solemne¨.


El P. Guillermo al final ¨agradezco la presencia de todos y en especial a los Caballeros de la Virgen que nos acompañaron con su solemnidad, les quedamos eternamente agradecidos¨.

Agregue un comentario