RELATO PEREGRINACIÓN DE TERCIARIOS A SAO PAULO

Un día madrugaron para asistir al “alardo” o desfile que los Heraldos jóvenes hacen para ingresar a sus clases y que lo hacen cada día temprano. Eran las 8 de la mañana, de un día frío con viento glacial. Eran unos 150 jóvenes, todos con sus hábitos café con blanco o los menores con el traje habano. Todos forman frente a la Iglesia del Tabor por pelotones, desde los mayores que son los seminaristas que estudian filosofía y teología hasta los más jóvenes que estudian 9,10 o 11. El rector, P. Santiago Morazzani E.P. da la orden de comenzar con tono militar.

Primero suena la campana y cantan en gregoriano el Credo, para proclamar su fe y luego la banda empieza a tocar marchas alemanas, con un vigor y fuerza toda marcial y ahí los pelotones se van moviendo marchando con precisión y movimientos propios de los Heraldos, el brazo derecho hacia adelante y el pie izquierdo, semi-levantado que al caer golpea fuerte en el suelo. Adelante va el estandarte insignia escoltado por 4 seminaristas, que se han destacado en su comportamiento y notas. Marchan unos 10 minutos sobre el patio en cuadrado y llegan a sus salones.

Hace un mes atrás periodistas de Le Figaro filmaron y sacaron un reportaje que incluía este bello espectáculo.

 Bien se puede palpar el espíritu propio de los Caballeros de la Virgen, una “milicia Cristi” como puntualizó el texto de la aprobación Papal de Benedicto XVI. Hay un matrimonio entre el aspecto monacal y el lado guerrero de la Virgen, en la cual está presente el lado de disciplina, orden, belleza, que prepara para la lucha interior contra el demonio, el mundo y la carne.

Realmente quedaron encantados y admirados de esa riqueza de espíritu de ésta nueva fundación.

El chofer que acompañó todas estas visitas, que no conocía nada de los Heraldos comentó: “Esto es bellísimo, no imaginaba que existiese, agradezco por haber venido, esto es una luz para mi vida y creo que encontré el camino cierto, del cual me había desviado”.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *