VISITA DEL SECRETARIO DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL AL MINISTERIO DE COMERCIO

El pasado 13 de septiembre en una  hermosa ceremonia Eucarística  Presidida por Monseñor  José Daniel Falla, Secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia, y concelebrada por el Padre Martín Beltrán, fue bendecido el nuevo Oratorio María de Bondad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en la ciudad de Bogotá. El Oratorio del Inmaculado Corazón de nuestra Señora de Fátima del Caballero Gustavo Ponce,  también estuvo presente en esta hermosa ceremonia, la Imagen de nuestra Señora fue Coronada por Monseñor Falla al finalizar la Santa Eucaristía, quien consagró al Inmaculado Corazón de la Virgen a todas las familias del Ministerio y pidió por la paz del mundo. Este hermoso oratorio María de Bondad,  se  amplió  y  renovó   debido al aumento de fieles que por gracia de Dios y nuestra Señora ,  desde hace 13 años  se ha mantenido,  como un lugar de oración y recogimiento. Son  muchos los  testimonios de conversión y sanación física  y espiritual que   sus funcionarios y familiares han  manifestado. A lo largo de estos años,  Los Caballeros de la Virgen  lo han visitado en repetidas ocasiones  con la Imagen Peregrina de nuestra Señora de Fátima y los frutos  en el apostolado ya son toda una realidad en esta entidad pública.

Un ejemplo palpable  de conversión y servicio a Dios, son las funcionarias del Ministerio consagradas al  Inmaculado Corazón de nuestra Señora en la sede de los Caballeros, quienes aparecen en la foto, y que son fruto de este hermoso Oratorio María de bondad y de las parroquias de sus localidades, donde  sirven a  Dios en esta noble  misión: ellas son,  Ana María Muñoz, Consagrada, Miriam Forero, Consagrada y Elsa Marina Hernández,  Heraldo de la Tercera Orden de los Caballeros de la Virgen (Heraldos del Evangelio).  Este lugar se mantiene por gracia de Dios y de nuestra Señora, se celebran Eucaristías todos los primeros viernes de mes y los días 14 día del Señor de los Milagros, también se reza  el Santo Rosario diariamente, especialmente los viernes y martes; no hay duda que con tanta oración siempre estará custodiado por Dios y la Santísima Virgen María.  Damos gracias  a Dios y a nuestra Señora, por bendecir nuestro lugar de trabajo  con el Oratorio María de Bondad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *