Un extraño en casa – Cuidar la familia

Artículo del Pbro. José Martínez Colín

1) Para saber

El papa Francisco celebró la misa conclusiva de la Jornada Mundial de la Familia, en Roma, ante una multitud de casi 200 mil personas. En la homilía invitó a las familias “a rezar en conjunto, el esposo por la esposa, los papás por los hijos, los hijos por los papás, y también por los abuelos… porque rezar en familia, vuelve fuerte a la familia… Es también cuestión de humildad, de reconocer que tenemos necesidad de Dios. Rezar juntos el “Padrenuestro”, alrededor de la mesa, se puede hacer. Y rezar juntos el Rosario, en familia, es muy bello, da mucha fuerza”.

2) Para pensar

El siguiente relato nos ayudará a pensar sobre las influencias que afectan a la familia:
Unos años después que yo naciera, mi padre conoció a un extraño, recién llegado a nuestra población; quedó fascinado con este encantador personaje, y lo invitó a que viviera con nuestra familia. El extraño aceptó y desde entonces no se ha ido.
Aunque mi mamá me enseñó lo que era bueno y lo que era malo y mi papá a obedecer, el extraño era nuestro narrador. Nos hechizaba por horas con aventuras, misterios y comedias. Él creía tener respuestas para cualquier cosa de política, historia, ciencia y hasta religión. Nos llevaba a ver el fútbol, nos hacía reír y llorar.
El extraño nunca paraba de hablar, pero a mi padre no le importaba. Mi mamá se levantaba callada, mientras el resto de nosotros estábamos pendientes del extraño. Ella se iba a la cocina para tener paz y tranquilidad, posiblemente rogaría para que el extraño se fuera.
Aunque mi padre tenía convicciones morales para la familia, el extraño nunca hizo caso a los valores de mis padres. Por ejemplo, las palabras o actos vulgares, no se permitían en nuestra casa, pero el extraño lograba sin problemas usar su lenguaje inapropiado que hacía que papá se retorciera y mi madre se ruborizara.
Mi papá nunca nos dio permiso para tomar alcohol. Pero el extraño nos animó a intentarlo. Hablaba libremente y demasiado sobre sexo, con comentarios vergonzosos. Ahora sé que mis conceptos sobre sexo fueron influenciados fuertemente durante mi adolescencia por el extraño.
Han pasado muchos años y todavía se encuentra sentado en su esquina, esperando que alguien quiera escucharlo… ¿Su nombre? Lo llamamos… ¡Televisión!
El extraño se casó y se trajo a vivir a su esposa: la Computadora! Ya tuvieron varios hijos, uno para cada uno: los Celulares!
Obviamente estos artefactos sirven para cosas muy buenas, pero es innegable que muchas veces pueden perjudicar a la familia.

3) Para vivir

El papa Francisco encomendó a las familias, pidiendo que sean lugares de oración con deseos de santidad. La verdadera alegría que se disfruta en familia viene de la armonía profunda entre las personas, y que nos hace sentir la belleza de estar juntos, de sostenerse mutuamente el camino de la vida.
Si falta el amor de Dios, también la familia pierde la armonía, prevalecen los individualismos, y se apaga la alegría. Por el contrario, la familia que vive la alegría de la fe la comunica espontáneamente, es sal de la tierra y luz del mundo, es levadura para la sociedad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *