13 ANIVERSARIO DE LA APROBACIÓN PONTIFICIA A LOS HERALDOS DEL EVANGELIO EN LA CATEDRAL DE BOGOTÁ

El día 22 de Febrero, día de la “Cátedra de Pedro” se realizó una solemne Eucaristía en la Catedral de Bogotá, celebrada por el P. Carlos Tejedor E.P. y diaconada por el neo Diácono colombiano Israel Pedroza E.P. recientemente ordenado en Sao Paulo/Brasil.
El cortejo de entrada es muy atrayente, primero entran los estandartes que son levantados con vigor y empiezan a sobrevolar el público, mientras la banda de los Caballeros con sus toques marciales va avanzando, luego entran las Hermanas de la Orden II, y posteriormente va la Imagen de Nuestra Señora del Inmaculado Corazón, en su anda florida cargada por los Caballeros. Numerosos y espontáneos aplausos se dan a la Reina del cielo y tierra hasta llegar al altar.
La Misa avanza con todo el ceremonial sacral propio de los Heraldos; el Coro de la Academia canta en gregoriano y polifónico las varias partes de la celebración. A cierta altura entran las hermanas de la Orden II trayendo las vinajeras y las hostias que son entregadas al P. Carlos. Todo perfecto, con el mismo paso y sus bellos trajes.
En el sermón el P. Carlos recordó la aprobación que hizo su Santidad el Beato Juan Pablo II, el 22 de Febrero del 2001 en Roma, en la sala Paulo VI a los Heraldos cuando dijo: “Sed mensajeros del evangelio con el Inmaculado Corazón de María” en la cual estaban presentes más de 1000 Heraldos. También explicó que la palabra catedral viene de cátedra: es el trono donde el Obispo, enseña a los fieles. El sucesor de San Pedro, es el Papa que nos enseña el camino que une la Tierra al Cielo.
El ambiente es de recogimiento, de seriedad y de una profunda alegría, la que viene del espíritu y de sentirse envuelto en la atmósfera de lo sobrenatural.
Centenas de comuniones y confesiones se llevaron a cabo. La coronación fue hecha por el neo Diácono Israel y al final el P. Carlos rezó inspiradamente una oración de consagración de las familias y de todos los presentes a María Santísima.
Se nos acercó un abogado, penalista, que fue por primera vez y nos dijo: “yo siempre apoyo a los Caballeros y recibo sus publicaciones, pero nunca había venido a ésta ceremonia, es grandiosa y toca el corazón, les felicito!” .Otra señora comentó: “Felicitaciones a los Heraldos del Evangelio que llenan el mundo de amor a Dios y a Nuestra señora”.

Agregue un comentario