PEREGRINACIÓN HECHA POR LOS COOPERADORES DE LOS HERALDOS CON LAS RELIQUIAS DE SANTO DOMINGO SAVIO Y SAN JUAN BOSCO

Sea este el momento para expresarles a DIOS, a NUESTRA SEÑORA, a SAN JUAN BOSCO, a SANTO DOMINGO SAVIO; mi sentimientos de gratitud y profunda alegría, al haber recibido esta gracia espiritual inmerecida pero necesaria, de las Sagradas Reliquias de dos grandiosos Santos.

Esta visita maravillosa e inesperada por muchos, trajo miles de bendiciones a los diferentes lugares donde peregrino en la ciudad de Bogotá, como:

1. Las Iglesias

MARÍA MADRE DE DIOS

(El Revendo Padre Alejandro Cifuentes, mencionó en su Homilía, que Dios siempre nos sorprende con detalles de profundo amor hacia nosotros regalándonos la Presencia de dos grandes Santos; y, terminada la Santa Misa; al hacer la exposición del Santísimo Sacramento dio gracias a Dios por esta visita al haberla recibido un día antes de empezar la Cuaresma. y

EL SANTO CURA DE ARS.

(El Padre Gustavo Camargo, hizo una solemne Homilía, alegrándose por que el Miércoles de Ceniza, él y su Comunidad Parroquial recibían la visita extraordinaria de San Juan Bosco y Santo Domingo Savio, haciendo mención de cómo fueron sus vidas para agradar a Dios, e invitándonos a tomar su ejemplo aprovechando que empieza la Cuaresma – Tiempo para reflexionar, cambiar y llegar a la conversión firme y verdadera.

Los fieles de estas Parroquias anhelaban su llegada y por consiguiente las Reliquias fueron recibidas con devoción, respecto, solemnidad, asombro y una fe viva que producía en el ambiente alegría y esperanza.

2. REVERENDO PADRE, CRISTIAN ARANGO (Parroquia de Nuestra Señora del Pilar).

San Juan Bosco y Santo Domingo Savio, le concedieron al Padre Cristian, una visita privada, hicimos oración frente al Santísimo Sacramento, dando gracias por todos los beneficios y favores recibidos concedidos a él; colocando en manos de Dios, Nuestra Señora y estos dos maravillosos Santos, su Misión Sacerdotal, su salud y bienestar.

El Padre Cristian les solicitó a los Santos regresar pronto, para visitar y derramar miles de bendiciones en su Comunidad Parroquial.

3. En el BANCO COLPATRIA, la llegada de estos grandes Santos, fue más conmovedora aún; al ver cómo los funcionarios de distintos Departamentos sin pensarlo por un momento, dejaron de inmediato sus actividades laborales en medio de la presión e inmediatez del trabajo; para recibir con fervor, devoción, alegría, admiración, sorpresa, silencio respetuoso, llanto e indignación porque no se sentían merecedores de recibir semejante regalo.

Estos momentos fueron oportunos para impartir catequesis, hacer oración, silencio y veneración.

Los empleados que tuvieron esta gran visita, manifestaban:

– Sentir una paz indescriptible,

– Nunca habían tenido un privilegio mayor, al ver que los Santos habían llegado hasta sus puestos de trabajo; cuando en muchas ocasiones y en la llegada de diferentes Reliquias de otros Santos, hay que acudir a los Templos haciendo largas filas presenciando congestiones de gentes, sólo para estar unos instantes con ELLOS.

– ¡Que gran momento hemos tenido!

– Otros, lloraban de alegría, otros, con su silencio exteriorizaban su agradecimiento y asombro.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>