FALLECIMIENTO Y MISA DE CUERPO PRESENTE DEL DR. MAURICIO CAINA (QEPD)

El lamentable desaparecimiento de este conocido Ginecólogo y colaborador de los Heraldos del Evangelio la semana pasada, víctima de un agresivo cáncer linfático que lo agotó en poco tiempo, tiene como corolario lo que fue su preparación para el trascendental paso a la presencia y juicio de Dios. Nuestro buen amigo el Dr. Oscar Mauricio gracias a Nuestra Señora estaba listo por su Consagración a Ella como Esclavo según el método mariano de san Luis María Grignión de Montfort, gracia repentina que había recibido meses atrás de manera sobrenatural pues él mismo comentaba que sin conocer nada acerca de esta devoción y de los propios Heraldos, había sentido una voz interior que lo convidaba a “consagrarse” sin saber bien a quién; lo que confirmó alegremente cuando entró en contacto con nosotros y le fue explicada esta bella práctica mariana que asumió con fervor en una sentida ceremonia en nuestra capilla del Seminario de los Heraldos en Tocancipá tras haber asistido al curso de preparación en nuestra sede de la Calle 75 con Cra. 11.

Como tuvo que viajar a Bruselas para dar una conferencia, combinamos que pasara por el Santuario de Lourdes, lugar que no conocía a pesar de haber ido 25 veces a Europa, y que posteriormente pasara por el Santuario de Fátima, para aprovechar y pedir por su recuperación del cáncer. Era tal su deseo de prepararse bien para esa consagración que se conectaba por sky para escuchar las reuniones preparatorias, y otras las grabó. Lo cierto es que cuando llegó de regreso estaba eufórico porque en Lourdes le hicieron parte del cuerpo de médicos que analizan los milagros y estuvo bien junto a la Virgen en la procesión de las velas. Comentó que la gruta era divina, había percibido una presencia sobrenatural única.
En España estuvo con los Heraldos en Madrid y participó en unas misiones marianas; elogió mucho la deferencia con que le trataron especialmente el director P. Pedro Paulo Figueredo E.P. y bueno, con Fátima también quedó muy emocionado. Trajo medallas de Fátima y agua de Lourdes para todos los componentes del curso, demostrando una gran generosidad de alma.

Nuestra Señora en sus designios misericordiosos le iba preparando para una gran prueba y para el encuentro con Jesús y María.
Un Caballero que le visitó una semana antes de su fallecimiento quedó impresionado porque le dijo: “Agradezco a Dios haber conocido a los Heraldos, ustedes son mi familia, mi vida cambió con ustedes, por favor no me dejen sólo”, y la conversación se centró en la voluntad de Dios, en ofrecer los sufrimientos y lo que Dios disponga con confianza. El aceptaba todo y comentó que había estado pensando en la Pasión de Cristo, en cuánto sufrió por nosotros al recibir los cinco mil azotes.

Hasta que la semana pasada fue llevado nuevamente a la clínica porque estaba padeciendo de problemas pulmonares y de una cierta asfixia. Antes de una operación que le hicieron el martes 25, estuvo el P. Diego Moncada E.P. para confesarlo, a pedido de él, recibió nuevamente los santos óleos y comulgó. Al despedirse, llorando le dijo al Padre: “no sabe cuánto le agradezco, sentí una presencia sobrenatural, estoy con mucha paz”.
Fuimos llamados de urgencia a la clínica porque estaba perdiendo el aire y los médicos sostenían que se moriría en breve. Un Caballero de la Virgen fue rápidamente, lo dejaron entrar a cuidados intensivos y estando rezando junto a él las oraciones de los agonizantes, a los 5 minutos murió, con entera calma y paz de alma.

Bienaventurados los que mueren en El señor, dice el Eclesiástico.

Cuando todavía estaba consciente le dijimos que él iba a ser como una campana en el cielo, porque Dios se lo estaba llevando en el mejor momento, y que le íbamos a pedir su intercesión junto a Nuestra Señora para los consagrados y cooperadores. Ciertamente ganamos un embajador en el cielo. Y recemos para que luego salga del purgatorio. Paz en su tumba.
Las fotos son de una Misión Mariana en que él participó, en San Juan de Río Seco y las otras cuando se consagró.

El sábado 29 de marzo se llevó a cabo la velación del cuerpo del Dr. Carlos Mauricio Caína, en el Cantón Norte. Como era parte de la reserva de la Fuerza Aérea FAC recibió honores militares y vistió el uniforme. Los Cooperadores de los CABALLEROS DE LA VIRGEN estuvieron acompañando a su familia y en especial a Zully Yépes, persona muy allegada al difunto y que veló abnegadamente por él sus últimos días de vida. Se rezó un rosario con la presencia materna de Nuestra Señora del Inmaculado Corazón, junto a la numerosa presencia de amigos y conocidos. Un Caballero de la Virgen presente narró con detalles el amor misericordioso que tuvo Nuestra Señora con él, permitíendole ir preparándose para en encuentro con El Señor, ya que con meses de anticipación, cuando ya estaba tomado por el cáncer agresivo le inspirò consagrarse a la Virgen.
El domingo 30 el P. Carlos Tejedor Ricci E.P. superior de los Heraldos del Evangelio celebró la Eucaristía en la Catedral Castrense. En su homilía dijo: “Oscar Mauricio fue militar, fue médico y se consagró como esclavo de amor a Nuestra señora, son tres títulos enormes y tres vocaciones de servicio, de darse a los demás, y constituyen un verdadero sacerdocio. A esa donación Dios le retribuye con sus cariños habiéndole asistido muy cercanamente y hoy mismo Nuestra Señora estará presente para bendecirle y decirle: hijo yo vine a llevarte y te haré gozar de las felicidades eternas. Y por tus manchas yo intercederé por ti ante mi Hijo para que te perdone. Nuestra Señora toma muy en serio las consagraciones y nos trata con predilección y como si fuésemos hijos únicos de Ella”
Aprovechamos para dar a su familia y Zully nuestro sentido pésame y sigamos rezando para que caso todavía esté en el purgatorio pueda salir cuánto antes.

4 thoughts on “FALLECIMIENTO Y MISA DE CUERPO PRESENTE DEL DR. MAURICIO CAINA (QEPD)

  1. DIOS ILUMINO NUESTRAS VIDAS EN EL MOMENTO EN QUE EL DOCTOR MAURICIO CAINA NOS APOYARA CON MUCHO AMOR PARA EL NACIMIENTO DE NUESTRO HIJO DAVID, TRAS HABER PERDIDO NUESTRO PRIMER HIJO, ÉL NOS LLENO DE FORTALEZA Y SEGURIDAD PARA CONFIAR EN QUE EL SEÑOR NOS DARÍA UN NUEVO REGALO DE VIDA. QUE EL SEÑOR LO TENGA EN SU GLORIA. ME GUSTARÍA SABER SI SE REALIZARA UNA EUCARISTÍA EN HONOR AL DOCTOR PARA ASISTIR CON MI ESPOSA Y NUESTRO HIJO. GRACIAS

  2. Dios lo tenga en su gloria. Gran medico, amigo y ejemplo de vida. Siempre lo recordaremos con amor. Gracias por todo!!!!

  3. Tuve la oportunidad de conocerlo y compartir con el ,…fui su paciente por mucho tiempo ..y fue un ser humano maravillosos …Lamento en los mas profundo de mi corazón su partida y a la vez le doy gracias a Dios por haberme privilegiado y dado la oportunidad de tener un medico y amigo como lo fue el Dr. CAINA de calidades humanas y profesionales inigualables..no tengo mas que agradecimientos, buenos recuerdos y un cariño inigualable hacia el …Dios lo tenga en su gloria , a su familia mi mas sincero sentido pésame..en mi corazón y en mis oraciones siempre estará presente

  4. Solo hasta hoy me entero de este terrible suceso, me duele que haya partido una inminencia como el doctor Caina, y no solamente eminencia medica era un gran ser humano, era pura sonrisa, amabilidad, una persona muyyy querida, que pesar, pero que lindo que se consagro a la Madrecita del Cielo, ella lo llevo con seguridad de su mano a la presencia del Señor Jesus!!! Una oracion por su familia, para que el Señor los fortalezca y un agradeciemiento a Dios por recibir en su casa a Este hombre tan humano tan cordial y cariñoso y por habernos dado la oportunidad de conocerlo y ser sus pacientes ( a mi hija y a mi). GRACIAS DOCTOR CAINA POR TODO, SE QUE ESTA DICHOSO EN LA PRESENCIA DE DIOS NUESTRO PADRE!!!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>