MONUMENTO EN LA CAPILLA DE FÁTIMA

El Jueves Santo se recuerda la Última Cena, la institución de la Sagrada Comunión y del sacerdocio. Desde las 5 de la tarde hasta las 11 de la noche hubo una multitud de fieles que visitaron el monumento hecho por los CABALLEROS DE LA VIRGEN.

Había un ambiente de paz, serenidad y bendición. Muchas familias llegaban, se sentaban y quedaban envueltas en el ambiente sacral ( sagrado ) que el Santísimo Sacramento emana. La música gregoriana cantada por los Heraldos ayudaba al clima de recogimiento. Se difundieron unas hojas explicativas del porqué de ésta santa tradición de visitar los monumentos y oraciones para cada visita.

Un joven dijo: “no tenía idea de lo que eran los monumentos y con ésta explicación escrita que Ustedes difunden me ayudó mucho.Un señor comentó al salir: “aquí se nota piedad, siempre vengo los Jueves Santos”; un guardia de un edificio cercano comentó: “qué belleza, no da ganas de salir y la Virgen preciosísima, aproveché para tomarle fotos y llevárselas a mi esposa”; otra señora dijo: “el monumento está bello, piadoso, y con qué buen gusto lo han hecho”.

Centenas de personas aprovecharon para confesarse con los dos sacerdotes Heraldos que atendieron hasta las 11 de la noche.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *