Visita Iglesia Santa María de la Merced – Barrio El Esfuerzo – Soledad (Atlántico)

Salve María…!

Por invitación del Padre David Gómez Meza, hoy en el tercer domingo de pascua de resurrección, la imagen de Nuestra Señora de Fátima visitó la célula parroquial Santa María de la Merced del barrio El Esfuerzo en el municipio de Soledad (Atlántico), con la asistencia y compañía de los terciarios Doña Diana Ruiz de Peña, Don Omar Peña Beltrán y mi persona, igualmente los consagrados y con esclavinas de oratorios Sr. Armando Maldonado (De Santa Marta) y la Srta. Stefanie Ramírez.

Se rezó el Santo Rosario y hubo celebración de misa en la que el padre en su homilía pidió que habláramos de quienes eran los Caballeros de la Virgen, teniendo yo la gran oportunidad de contarle a la feligresía sobre nuestra comunidad de los Heraldos del Evangelio, su aprobación pontificia, las tres órdenes, el significado de sus insignias y los diferentes apostolados llevados en el mundo entero y particularmente en Barranquilla, entre otros, el del oratorio, al que se hizo mucho énfasis y se evidenció que existía uno ya conformado, el cual fue llevado y mostrado por la terciaria Doña Diana Ruiz de Peña aprovechando la explicación.

En la breve explicación dada sobre quienes éramos los Heraldos del Evangelio -iluminado por el Espíritu Santo- terminé diciéndoles que quería hacer un aporte más a la hermosa homilía dada por el Padre David sobre el evangelio de los discípulos de Emaús, expresando que la Santísima Virgen María a diferencia de los discípulos de Emaús, Ella escuchó, obedeció y siguió como primera discípula a su hijo Jesús, inclusive hasta después de su muerte, y estuvo siempre sin miedo, y confiada en que después del dolor, venía el premio de la resurrección, siendo Ella un ejemplo de imitar en nuestras vidas como cristianos católicos.

Antes de finalizar la misa con la bendición, se hizo -con la reproducción del canto de las exclamaciones- la solemne y conmovida coronación de la imagen de la Santísima Virgen por parte del Padre David. Realmente fue una experiencia llena de muchos signos de bendiciones, ya que se trata de una iglesia (Aun sin terminar físicamente) ubicada en un barrio muy humilde de Soledad (Atlántico), en donde vimos por parte de muchos asistentes expresiones de alegría y mucho fervor a la Virgen María; siendo esta la primera vez que visitaba la imagen de Nuestra Señora de los Caballeros de la Virgen, originándose un gran estímulo, interés y expectativas en desarrollar el apostolado en esa comunidad, a través del posible surgimiento de otro oratorio y la preparación para la consagración a Jesús por María de un grupo de jóvenes y adultos pertenecientes a dicha iglesia.

Les compartimos los registros fotográficos de la maravillosa vista, adjunto al presente correo.

En Jesús y María.

Alan Arturo Hernández Guillot
Terciario EP – Barranquilla

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *