Peregrinación de los Cooperadores a Lima – (2º)

El día 21 de julio tuvimos un contacto muy cercano con la santa limeña: SANTA ROSA DE LIMA, quien fue terciaria dominica, que llevó una vida de penitencia increíble y con contactos místicos con el NIÑO JESÚS.

Tuvimos la gracia de que un Padre Heraldo el P. Jorge Jordán nos celebró la Eucaristía en el lugar donde ella nació.

El Padre nos comentó que en cierta ocasión en que Santa Rosa jugaba con el Niño Jesús, acordaron que quien ganara le pedía al otro cualquier cosa. Santa Rosa ganó y le pidió a Nuestro Señor que le curase de una fuerte migraña que la hacía sufrir mucho. Nuestro Señor se la curó en la hora. Entonces siguieron jugando y esta vez fue el Niño Jesús quien ganó -y entonces, le devolvió el dolor de cabeza- “para que ofrecíéndolo bien, puedas ganar y salvar almas”. Y así fue: ¡Qué belleza, qué inocencia y qué intimidad con lo sobrenatural!

Posteriormente conocimos y visitamos la Iglesia que está en el conjunto y pudimos venerar el CRISTO DE LOS FAVORES, que todo lo que la Santa le pedía a El, se lo otorgaba. Un día que no había comulgado, Nuestro Señor la llamó y le dió de beber de su sangre divina en su costado.

También pudimos venerar la propia tumba de Santa Rosa que está en la Iglesia de Santo Domingo, donde existe un altar que tiene como reliquias los restos óseos de tres santos Peruanos, que vivieron además en la misma época: Santa Rosa, San Martín de Porres y San Juan Macías.

Aprovechamos y rezamos por todos los consagrados y Terciarios de los Caballeros de la Virgen, también por la Orden I y la Orden II.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>