II Misión de entrega de mercados, juguetes, biblias en el sector El Progreso en Casucá.

El domingo 14 de diciembre se dieron cita 51 voluntarios de los Cooperadores de los Heraldos del Evangelio, en un convoy evangelizador de 11 vehículos, para la segunda misión de entrega de mercados, juguetes, ropa y biblias a nuestros hermanos los más necesitados en el sector de El Progreso en Casucá.

Se conformaron tres grupos, cada uno de 17 personas: uno se llamó: SAN MARCOS DE LEÓN, y su lema fuerza, dedicación y devoción. El segundo se denominó: GUERREROS DE JESÚS Y MARÍA: Jesús y María son la salvación del alma mía; Y por último el tercer grupo MENSAJEROS DE MARÍA: guíanos noche y día. Dentro del primer grupo, hacían parte algunas componentes del grupo “JARDÍN DE MARÍA” del barrio Ciudad Jardín sur, que es dirigido por la Cooperadora Nuvia Sandoval y que participaron con especial dedicación y entusiasmo en esta bella misión.

Como el día anterior había llovido fuertemente tuvieron que enfrentar obstáculos serios, ya que la ladera donde se ubica éste sector de el Progreso se encontraba lodoso y muy resbaloso. Pero nuestros misioneros con valentía y ardor enfrentaron la situación y fueron bajando cantando y entrando en cada casita para que la gente pudiese tener la visita de Nuestra Señora del Inmaculado Corazón y coronarla.

Una señora con varios de sus hijos comentó: “Qué bello!, nunca había tenido esa oportunidad de coronar a nuestra Madre”. Y un niño más adelante le dice a una cooperadora: “¿porqué no se quedan con nosotros? porque nunca nadie nos visita y no nos traen a la Virgen, ni regalos”.

Varios habitantes del sector sacaban sus imágenes para que les bendijéramos, y también a sus niños, y el Caballero de la Virgen que estaba presente, que es hermano religioso y no sacerdote, por lo menos les colocaba agua bendita y quedaban felices.

Varios cooperadores y (as) se resbalaron por el lodo y cayeron al suelo, pero rápidamente se levantaban para anunciar a Jesús por medio de María. Algunos esposo llevaron a sus hijos niños y jóvenes y se les veía felices.

Se repartieron cerca de 150 mercados y 300 regalos con juguetes, 50 biblias, 100 libros de oraciones y centenas de estampas de María Santísima. Una señora de color se acerca a una de las misioneras y le dice: mire qué belleza de regalo que recibió mi hija de dos años, era una muñeca bonita de color.

Les impresionó a nuestros voluntarios cierta fe y fuerza de alma que encontraron. Una señora a quien le había pasado una tracto mula por la pierna y arrancado el pie,iba mostrando su herida y las varias operaciones que le habían hecho, pero yo no me deprimí ni me he quedado quejando, y voy para adelante.

Regresaron ya entrada la tarde, sin antes despedirse del Párroco Julián Gómez y dejarle 10 mercados para que él reparta y un detallito para él.

Felicitaciones a los misioneros Heraldos que salieron una vez más a la periferia a aliviar la realidad de nuestros hermanos los más necesitados, con mucha caridad y sin espíritu de lucha de clases. Y una vez más agradecemos al sin número de personas que donaron su tiempo y regalos para ésta bella obra de misericordia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>